martes, 13 de noviembre de 2007

Paz profunda

Controla los sentidos y no arrastrarán tu mente. Sé consciente de cada uno de ellos. No los dejes a la deriva. Obsérvalos.
Controla tus emociones. No dejes que oscurezcan tu mente. Sé consciente y obsérvalos.
Controla tu respiración. Con ella puedes controlar tu mente. Sé consciente y contempla tu respiración.
Controla tu imaginación. No dejes que divague por desequilibrios y conflictos. Sé consciente y obsérvalos.
Controla tu moral. No juzgues, no te identifiques. Sé consciente y sólo observa.
Controla tu palabra. No te encadenes a ellas. Sé consciente de lo que hablas.
Sé consciente, concéntrate. Sé consciente de ti mismo y halla la PAZ PROFUNDA.

Extraído de:
http://www.lariquezaoculta.blogspot.com/

No hay comentarios: